Producción de heno

Es un proceso de deshidratación o secado de especies forrajeras, el cual se puede realizar en forma natural utilizando los rayos solares, el viento, o por secado artificial. En el primer caso, las plantas forrajeras objeto de conservación se cortan y dejan extendidas en el campo, efectuando volteos mecánicos o manuales para reducir su contenido de humedad a un 15-20%. El objeto de la deshidratación es reducir la actividad del agua para inhibir el crecimiento de mohos, levaduras y otros organismos que causan la pudrición del forraje, y para dicho fin se puede utilizar el forraje producido por las praderas (ANGLETON) o por algunos cultivos sembrados con este propósito.

Esta estrategia de conservación de forrajes utilizada en nuestra empresa tiene por objeto almacenar eficientemente los nutrientes producidos por las plantas forrajeras, para suministrarlos al animal cuando la calidad y/o cantidad del forraje en las praderas es deficiente, o para su utilización en sistemas intensivos de producción animal. La conservación de forrajes también debe ser entendida como una estrategia para mejorar la eficiencia de utilización de los recursos con que cuenta la empresa, reducir la estacionalidad en la oferta de forraje e incrementar la eficiencia productiva y la sostenibilidad de los sistemas de producción bovina del trópico colombiano.

Bajo estos parámetros, actualmente producimos pacas de 12 a 15 kg, las cuales se consumen internamente entre los diferentes centros de operación de la empresa o se venden a otras fincas.